Header - www.cementeriobritanico.org
Powered by Eduardo A. Kesting
Home Historias Instituciones Personajes Links Eventos Contactenos
Historias, Instituciones, Personajes

de Eduardo Alejandro Kesting
http://smallseotools.com/google-pagerank-checker
Lucas Bridges - Danka Ivanoff Wellmann

1874  Lucas Bridges    1949

En la Patagonia Chilena

 

 

Lucas Bridges -  El Señor del Baker
Lápida en el Cementerio Británico de Bs. As.

Corría el año 1916 cuando de vuelta de Inglaterra en un viaje relámpago, Lucas Bridges fue comisionado por su familia para inspeccionar los campos que habían pertenecido a la Compañía Explotadora del Baker.La familia Bridges había recibido la invitación de Mauricio Braun para formar parte de un negocio en estas tierras para ellos absolutamente  desconocidas y quisieron, antes de aceptar esa invitación, tener una opinión de algún miembro de su grupo familiar. Lucas fue propuesto por sus hermanos y cuñados y aceptó recorrer esas tierras. Una vez realizada la visita inspectiva, les  recomendó tomar parte de las acciones de la futura compañía ya que consideró las potencialidades de la zona del Baker como muy buenas y rentables. Luego de esa visita retorna a Inglaterra y desde ahí viajo a  África en donde había dado inicio a dos grandes ranchos ganaderos en los cuales toda la familia tenía participación. Pero en 1922 recibe una noticia desalentadora; sus parientes le comunican que la sociedad que se había formado estaba casi en quiebra, que el administrador  de la estancia  había sido asesinado y que tras sucesivos reemplazos no encontraban a nadie dispuesto a tomar el mando de esa estancia y que las pérdidas para la sociedad familiar eran cuantiosas ya que habían tomado el 20% de las acciones, tal como él lo había recomendado.  Lucas toma entonces una decisión temeraria y dejando a su hermano Despard a cargo de los ranchos en África, retorna a Tierra del Fuego y luego viaja a reunirse con los otros accionistas a quienes les comunica que había encontrado al hombre perfecto para hacerse cargo de la Sociedad y que no era otro  más que él mismo y que ponía como condición el tener libertad de acción y pasajes en primera clase para viajar él, su esposas y sus hijos dos veces al año a Inglaterra. Sus socios aceptan de inmediato y Lucas Bridges inicia su camino al Baker.

Los primeros años fueron de grandes sacrificios, recorrió íntegramente todos los terrenos concesionados y buscó soluciones para las exigencias que le hacía el Estado de Chile, entre ellas un camino que conectara el Valle Chacabuco con el Océano Pacífico. Comenzó alambrando miles de metros para apotrerar, construyó caminos interiores y se conectó a través del Río Baker con el Océano Pacífico. Debió enfrentar una tenaz oposición de los pobladores que comenzaron a llegar y poblaban las tierras que estaban concesionadas. Siendo un hombre muy pacífico, busco la manera correcta de hacer entender que la sociedad tenía derechos sobre esas tierras y ayudó a esos pobladores a buscar otros lugares. Compró una embarcación y luego otra, trajo animales de buena raza, construyó galpones y casas, hizo puentes que fueron verdaderas obras de ingeniería. Pero, a pesar de todo su esfuerzo y toda su entrega, la concesión no lograba dejar balances positivos, era mucha la inversión y muy pocas las utilidades, poco a poco los socios originales fueron dejando la sociedad, entre ellos su propia familia. Pero Lucas Bridges estaba obsesionado con estas tierras indómitas y decidido a doblegarlas. Formó una nueva sociedad  con Mauricio Braun Hamburguer y Francisco Campos Torreblanca y formaron la Estancia Lago Bertrand que vio reducida su superficie en 250.000 hectáreas, que de todas maneras eran las más productivas de todo el territorio. Muy pronto se vio gratificado y esta compañía ganadera comenzó a dar dividendos  para su satisfacción y la de sus socios.

Fue impulsor de muchas obras de adelanto en la zona, construyó bajo su costo una escuela en un lugar que se denominó Pueblo Nuevo y que hoy lleva el nombre de Cochrane. Durante 28 años reemplazó al Estado en muchas cosas, tuvo buenas y cordiales relaciones con sus vecinos y se ganó el respeto de la gente. Pero Lucas Bridges había llevado una intensa vida de trabajo y su salud le pasó la cuenta. Sufrió un pre infarto y fue llevado a Buenos Aires en 1948 y no regresó nunca más a esas tierras que tanto amó y que durante 28 años de su vida fueron su refugio. Cuando fallece en Buenos Aires en 1949, su esposa  e hijos venden sus acciones a sus socios. Luego vino en Chile la Reforma Agraria y este predio fue expropiado y entregado a trabajadores agrícolas que no prosperaron, después el estado le vende a un ciudadano belga y este le vende en varios millones de dólares a la esposa del magnate  Douglas Tompkins. Lo que un día fuera un campo productivo, con miles y miles de ovejas, con campos apotrerados y construcciones, hoy se ha transformado en un “santuario” de la naturaleza. Los miles de metros de alambre que un día pusiera Lucas Bridges fueron arrancados y en esos hermosos valles solo pastan los guanacos terminando así con la historia de trabajo de uno de los valles más productivos del sur de la XI región de Aysén. El nombre de Esteban Lucas Bridges  hoy es recordado por un cerro en Entrada Baker y por el libro  “Lucas Bridges. El señor del Baker” escrito por esta autora ,en la que se intentó rescatar del anonimato la vida de un gran pionero patagónico.

 

                                                        Danka Ivanoff Wellmann

                               Investigadora de la Historia de Aysén

Chile Chico 2 de junio de 2009

 

Lucas Bridges y Señora en Inglaterra
Don Lucas (al medio) y otros en Entrada Baker
Puente Ñadis
Bodegas en el Barker